¿El casco obligatorio es verdaderamente la solución?

¿El casco obligatorio es verdaderamente la solución?

Que si, que no, que es incómodo, que no te gusta. Hasta simplemente tu razón es que nunca te ha pasado nada y crees que así será. Que usar casco no es precisamente un accesorio de tu gusto y prefieres no llevarlo contigo.

Pero más allá de tu decisión personal, ésta discusión se proyecta en el futuro del uso de la bicicleta. ¿Sabías que sólo en tres países del mundo es obligatorio? Si, tal cual lo estás leyendo. Sólo en tres países en el mundo el uso del casco para andar en bicicleta es obligatorio ya sea en una jurisdicción o para todos: Chile, Australia y Nueva Zelanda. Mientras que en el resto, si no lo usas puedes recibir una multa, obligatorio para niños u obligatorio en algunas zonas, como Seattle en Estados Unidos.

No es coincidencia que en Dinamarca y Holanda - países con los mejores registros de seguridad para bicicletas - son los países que menos utilizan casco. De hecho, un estudio de ciclismo publicado en The Wall Street Journal realizado en las principales calles de Boston, París y Amsterdam muestra la variedad de la cultura de la bicicleta: Boston tenía índices mucho más altos de uso del casco (32% de los ciclistas, frente al 2,4% en París y del 0,1% en Ámsterdam), Ámsterdam tenía muchos más ciclistas (242 bicicletas pasando por hora, frente a 74 en París y 55 en Boston).

¿Y esto a qué se debe? El nivel de cultura de la bicicleta es más fuerte en ambos países, de hecho según el Comité Cyclists Touring Club del Reino Unido, "es tan normal que no se requiere ropa o equipo especial para moverse".

Según un estudio de Forbes, en Holanda, el número de ciclistas muertos por kilómetros es el más bajo del mundo. Un lugar donde nadie ocupa casco.

El factor casco


Varios son los argumentos que ocupan las organizaciones y movimientos de bicicletas en distintos países del mundo para justificar no implementar casco obligatorio. La organización de ciclismo más grande de Australia, Bicycle Network por primera vez en 30 años está abierta a cambiar su fiel decisión a las leyes de casco obligatorias. El año pasado, la entidad realizó una encuesta en línea para saber la opinión de sus socios sobre el tema. “Hay ambos lados de la moneda, la gente tiene distintas opiniones, algunas muy fuertes, analizar los argumentos de ambos lados, mirar la evidencia y tomar una decisión” Dice el director ejecutivo de la asociación Craig Richards.


Por ejemplo, en Ciudad de México y Tel Aviv, eliminaron todas las leyes sobre el casco antes de presentar su sistema de bicicletas compartidas, ya que este era un desincentivo para el uso del sistema. Mientras que Melbourne y Brisbane, continuaron con sus programas de bicicletas compartidas a pesar de tener rigurosas leyes sobre el uso del casco.

El dato que necesitas saber


Un estudio realizado por "CTC: Cyclist for cycling" explica por qué este no debería ser obligatorio ni objeto de campañas promocionales

1) Existe una gran controversia sobre la eficacia de los cascos. Están (y solo puede ser así) diseñados para pequeños golpes y choques, no para colisiones con coches que circulan a gran velocidad o camiones. Asimismo hay pruebas de que algunos ciclistas son menos cautelosos cuando lo llevan puesto, los conductores dejan menos espacio en el adelantamiento a ciclistas con casco a los que no utilizan. Los ciclistas con casco sufren un 14% más de colisiones por kilómetro recorrido que los ciclistas sin casco y los cascos aumentan el riesgo de lesiones en el cuello.

2) En algunos lugares donde la ley del casco se mantiene, el uso de la bicicleta sigue siendo bajo, especialmente entre los niños y/o para los trayectos diarios. Las salidas en bicicleta en Nueva Zelanda cayeron inicialmente un 26 % tras la implantación de la ley del casco en 1994, y siguieron cayendo hasta llegar al 51 % en 2017 por debajo de los niveles anteriores a la aprobación de la ley.

3) Dinamarca y los Países Bajos son un buen ejemplo de este efecto de “cantidad ofrece seguridad”, sin embargo, muy pocas personas en esos países usan casco. El énfasis debe ponerse en la maximización de los beneficios de un ciclismo más seguro y habitual, junto a medidas como los límites de velocidad de 30 km/h, carreteras y cruces mejor diseñados, buena formación a ciclistas y conductores, una regulación de tráfico de carreteras más exigente y que se haga cumplir y solucionar la amenaza de los camiones.

¿Será que tenemos que empezar a fomentar ciudades más seguras en vez de obligar a las personas a utilizar un casco? ¿Qué crees tú?.

GuardarGuardar

GuardarGuardar